Shopping Cart

Necesitas Soporte?

Escribanos al WhatsApp +593-998516451

Redes Sociales

Bombas neumáticas de doble diafragma Yamada

Las bombas neumáticas de doble diafragma son del tipo de bombas de desplazamiento positivo tipo alternantes. La fuente de energía es el aire comprimido.

PRINCIPIO DE FUNCIONAMIENTO

El aire ingresa al cuerpo neumático y hace que una válvula alterne un movimiento horizontal. Esta válvula selecciona el paso del aire a través del cuerpo neumático para que se dirija a la zona de bombeo donde se encuentra los diafragmas. El aire alternadamente ingresa y sale en la cada cámara de diafragmas generando los campos de presión positiva y negativa que producen el bombeo del líquido.  

CARACTERÍSTICAS

  • Bombea fluidos con viscosidad hasta 50000 cp
  • Versatilidad en compatibilidad de matriales con fluidos
  • Bombas autocebantes
  • Bajo nivel de npsh requerido
  • No requieren lubricación en el cuerpo neumático
  • Tecnología japonesa y americana

TAMAÑOS

Succión por descarga Modelo
1/4″ X 1/4″ NDP – 5
3/8″ X 3/8″ DP – 10
1/2″ X 1/2″ DP – 15
1/2″ X 1/2″ NDP – 15
3/4″ X 3/4″ NDP – 20
1″ X 1″ NDP – 25
1-1/2″ X 1-1/4″ NDP – 32
1-1/2″ X 1-1/2″ NDP – 40
2″ X 2″ NDP 50
3″ X 3″ NDP – 80

APLICACIONES

Las aplicaciones son muy variadas para diferentes tipos de fluidos viscosos y no viscosos, químicos agresivos o abrasivos. La ventaja principal de la bomba neumática de doble diafragma es el uso del aire como energizante, que es relativamente limpio, de fácil mantenimiento, versátil a la hora de seleccionar materiales para distintos fluidos, repuestos estandarizados, y es de bajo costo a pesar de manejar fluidos complejos.

Las aplicaciones más frecuentes que se identifica en la industria es:

  1. Químicos agresivos como ácido cítrico, clorhídrico, acético, etc.
  2. Químicos corrosivos.
  3. Pinturas y tintas.
  4. Productos abrasivos como barbotina, lechada de cal, etc.
  5. Productos de alta viscosidad como jarabes, aceites, melazas,
  6. Fluidos con sólidos suspendidos o disueltos como lodos, aguas residuales, etc.

“La clave está en seleccionar los materiales adecuados para una correcta aplicación”