Shopping Cart

Necesitas Soporte?

Escribanos al WhatsApp +593-998516451

Redes Sociales

TIPOS DE BOMBAS DOSIFICADORAS

Una bomba dosificadora siempre será muy útil en los sistemas de riego o de tratamiento del agua pero hay varios tipos de ellas.

¿Qué son exactamente las bombas dosificadoras?

Se trata de una bomba que sirven para suministrar líquidos en un tiempo y volumen determinado que, por supuesto, controlamos nosotros.

En estas bombas dosificadoras puedes integrar fertilizantes u otros químicos pero si esa es nuestra intención debemos tener mucho cuidado a la hora de elegir los materiales de los que están compuestas para obtener una solución fiable y de larga duración. Los materiales idóneos y por los que conviene apostar son el PVC o polietileno.

Las bombas dosificadoras deben permitir un ajuste de caudal siempre y este debe ser lineal. Son, o deben ser, reproducibles (capacidad para ofrecer el mismo resultado en mediciones realizadas en las mismas condiciones a lo largo del tiempo), repetitivas en cuanto a las mediciones realizadas por un operario en un corto periodo de tiempo para las mismas condiciones; y precisas en relación al volumen que desplazan.

El caudal que se ofrezca siempre debe ser el mismo aunque la presión en el sistema o tubería donde se inyecte el químico varíen. También debe estar a prueba de fugas y ser segura. Solo cuando todas estas características se combinan podemos hablar de bombas dosificadoras de calidad.

Tipos de bombas dosificadoras

Hay dos tipos de bombas dosificadoras: las de pistón y las electromagnéticas.

Bombas dosificadoras de pistón

Con el funcionamiento de esta bomba dosificadora, un cilindro equipado con una entrada y una salida se desplaza. En el primer ciclo el líquido es absorbido por la entrada y expulsado en el segundo por la salida.

Bombas dosificadoras electromagnéticas

También son conocidas como bombas de tipo solenoide y se suelen usar para suministro de líquidos que requieren un control más avanzado. La regulación de este tipo de bombas puede hacerse en un ratio de 10:1, de 100:1 y en algunos casos de 1000:1.  Suele costar un poco más que la bomba de motor pero permite un control más preciso, por eso es una de las más demandadas del mercado.